Visibilidad e iluminación en invierno

El RACE nos proporciona algunos consejos para mejorar nuestra conducción en invierno

Visibilidad e iluminación en invierno

Consejos básicos para una buena visibilidad e iluminación del vehículo en invierno.

Decálogo para una buena visibilidad e iluminación

1. Mantenga durante todo el año el buen estado de los limpiaparabrisas, de la óptica de los faros y la intensidad de las lámparas.

2. Un correcto mantenimiento periódico, realizado en talleres especializados, alarga la vida del vehículo y optimiza su rendimiento.

3. Equipe en su vehículo lámparas de larga duración, mejorará su eficiencia y se ahorrará costes de sustitución.

4. Aunque se le funda una lámpara, sustituya siempre las dos bombillas, ya que trabajan de forma simétrica y obtendrá la mejor iluminación.

5. Controle la altura de los faros cuando circule con un mayor peso, y haga un reglaje periódicamente para una correcta iluminación.

6. Es conveniente cambiar las lámparas cada 2 años 0 40.000 kilómetros.

7. Mantenga limpio el parabrisas y la luna de forma regular, ya que en caso de lluvia obtendrá una buena visibilidad desde las primeras gotas de lluvia.

8. Es conveniente cambiar las escobillas al menor síntoma de mal funcionamiento.

9. Revise el nivel del líquido limpiaparabrisas, y tenga en cuenta incluir algún tipo de anticongelante para evitar problemas de funcionamiento.

10. La baja iluminación y las condiciones climatológicas adversas influyen en la accidentalidad en carretera y en zona urbana. Por ello, es muy importante extremar la precaución, y circular con un vehículo en perfecto estado.

Con una buena visibilidad e iluminación:

  • Obtendrá mayor información del tráfico.
  • Reducirá la fatiga, sobre todo bajo climatología adversa y conducción nocturna.
  • Verá mejor y se hará ver mejor.
  • Aumentará la distancia de detección y tendrá un mayor tiempo para detectar el imprevisto que le surja en carretera.
  • Reducirá el riesgo de sufrir un accidente por mala visibilidad.
  • Realice revisiones periódicas de la iluminación y de los sistemas de limpieza de los cristales, como escobillas, brazos y varillas.

La limpieza del parabrisas

En circunstancias de lluvia, resulta fundamental circular en perfectas condiciones de visibilidad, para ello:

  • Debemos tener unos limpiaparabrisas en perfecto estado. Revisarlo periódicamente, e incluso cambiarlos una vez al año, es la mejor garantía de un funcionamiento correcto en todas las situaciones.
  • Líquido limpiaparabrisas para el lavado del cristal en condiciones de suciedad.
  • Prevenir el vaho interno, mediante los sistemas de climatización interior.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.