Cinco conductas que nos cabrean al volante

No poner los intermitentes, hacer demasiadas maniobras al aparcar y no dejarnos pasar, circular sólo por el carril central… son varias las actitudes de otros conductores que nos hacen sacar lo peor de nosotros cuando estamos al volante.

Alejandra Otero | 28/01/2015
Autopista.es
Cinco conductas que nos cabrean al volante

Hay conductores con los nervios más templados que otros, pero la gran mayoría de ellos coincide que odia cuando otros hacen ciertas cosas al volante. La empresa HTM Boxes, que pone a tu disposición un espacio y herramientas para que arregles tu coche, ha preguntado a sus usuarios en una encuesta y este es el resultado: las cinco cosas que no soportan ni los conductores más tranquilos.

1.-Tardar en arrancar cuando el semáforo se pone en verde. La paciencia brilla por su ausencia cuando estamos en un semáforo. Y más si la cola es larga. Así que si el primero de la fila tarda más de media micra de segundo en arrancar, ya estamos acariciando el claxon…

2.-Aparcar, ‘rapidito’. Aunque todos sabemos, como conductores, que depende del hueco, el coche o el lugar, estacionar puede ser un verdadero infierno, parece que se nos olvida cuando son otros automovilistas los que se tienen que enfrentar a ello y nos obstruyen el paso.

3.-Incorporarse a la autopista, que no falte la decisión. A diferencia de los otros dos supuestos, aquellos conductores a los que parece que les da miedo incorporarse a la autopista son tremendamente peligrosos a la hora de encontrárselos en la carretera. Normal que sea una de las actitudes que más improperios y gritos cause.

4.-¿Sólo existe el carril central? Es conocido popularmente entre los automovilistas españoles el ‘mal del carril central’ en autopistas y autovías. Los que por allí circulan como si no hubiese otros dos carriles también son conocidos como ‘los pesados del central’ y tienen cierta tendencia a ir a 90 km/h obstaculizando la correcta fluidez de la vía.

5.-Los intermitentes vienen de serie, pero no lo parece. No hay cosa que más repateé a los conductores que el resto no indique con los intermitentes lo que va a hacer: cambiar de carril, salir de una rotonda, girar para entrar en otra calle… Y no hay cosa más peligrosa, sobre todo si estamos circulando a altas velocidades.

Dejar un comentario